Claves para una efectiva recuperación tras un BBL

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Entre quienes desean hacerse un aumento de glúteos y están buscando opciones dentro de los tratamientos estéticos existentes, un BBL se presenta como una excelente alternativa, puesto que no requiere colocación de implantes. Pero antes de tomar una decisión definitiva, es necesario tener a la mano toda la información posible acerca de este proceso.  Pensando en ello, hemos querido darte las claves para una efectiva recuperación tras un BBL, de modo que tengas una referencia de lo que debes esperar una vez realizado el procedimiento. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un BBL?

El acrónimo BBL significa “Brazilian Butt Lift” o lo que es igual en español a Levantamiento de glúteos brasileño, que es un tratamiento estético en el que se transfiere a los glúteos, grasa autóloga extraída de otras zonas del cuerpo del paciente.

Se toma grasa de donde hay exceso de tejido adiposo, como el abdomen, las caderas y los muslos, con el objetivo de aumentar el volumen de las nalgas.

¿Cuáles son los riesgos de un BBL?

Tal como ocurre con cualquier cirugía, un levantamiento de glúteos brasileño también conlleva riesgos. Entre las complicaciones que se pueden presentar están: alergia a la anestesia, infección, problemas de cicatrización, apariencia irregular de los glúteos y sangrado excesivo.

También existe la posibilidad, pero muy rara, de que la grasa sea inyectada muy profundo, y como consecuencia haya una embolización de grasa; es decir, la grasa se pasa a la sangre y se aloja en el corazón o en los pulmones, obstaculizando arterias y venas.

Asegúrate de encontrar un médico calificado y con experiencia para realizar este tipo de procedimiento, y reducir así las posibilidades de tener complicaciones graves. 

La importancia de una recuperación adecuada tras un BBL

Tanto la preparación para un aumento de glúteos con inyección de grasa, como el procedimiento en sí y los cuidados durante la recuperación son acciones esenciales para conseguir mejores resultados y reducir el riesgo de complicaciones, tales como: hematomas, inflamación, infecciones y problemas de cicatrización entre otros.

LEER  Consejos para cuidar la piel después de la abdominoplastia y mantener los resultados 

Un proceso óptimo de recuperación garantiza mejores resultados estéticos.  Tomar analgésicos y/o antiinflamatorios y el uso de prendas de compresión, ayudan a reducir la inflamación y a lograr un contorno más definido.  Así como el descanso, las medidas de autocuidado y una correcta preparación antes de la cirugía, logran un mayor bienestar para el paciente.

Etapas de la recuperación tras un BBL

Fase 1: Los primeros días

Al desaparecer los efectos de la anestesia, es normal comenzar a sentir dolor y presentar inflamación.  Para controlar el dolor y la hinchazón, será necesario tomar medicación recetada por el cirujano, que por lo general incluye analgésicos y antiinflamatorios. 

Además, durante esta primera etapa debes utilizar prendas de compresión en las zonas donde se realizó la liposucción y el aumento de glúteos, de modo que la piel se mantenga en su nueva posición.  Adicionalmente, este tipo de fajas ayudan a reducir la inflamación.

En cuanto al descanso, la primera noche el paciente deberá estar en la clínica bajo observación médica. Una vez que vaya a casa, no hay que olvidar que el reposo es esencial para una adecuada recuperación, en especial durante la primera semana. 

También es indispensable tener una dieta balanceada y nutritiva, rica en verduras, frutas, cereales integrales y proteínas magras, que contribuyen a acelerar el proceso de curación y a mantener un peso corporal conveniente.

Fase 2: Las primeras semanas

La movilidad luego de un levantamiento de glúteos brasileño es muy limitada al principio y se deben evitar las actividades extenuantes.  El médico indicará al paciente que no podrá sentarse directamente sobre sus glúteos en las siguientes dos semanas, por lo cual será necesario dormir boca abajo o de costado, evitando hacer presión sobre el área tratada.

También deberás tener cuidado con las incisiones, manteniéndolas limpias y secas de acuerdo a los consejos del médico.

A medida que va avanzando el período de recuperación, la persona comenzará a sentirse mejor y podrá moverse un poco más.  Empezando por caminatas suaves para mejorar la circulación y ayudar a reducir la inflamación.

Posterior a las dos semanas, es posible comenzar a sentarse, pero no por períodos muy largos, incluso deberá esperar unos dos meses para poder hacerlo con normalidad.

LEER  ¿Qué es la rinoplastia ultrasónica?

Seguir las indicaciones del cirujano es clave si esperas que el período postoperatorio transcurra de manera normal, así tendrás mayores probabilidades de obtener los resultados que esperas de este procedimiento. Además, asistir a los controles médicos regulares, le permitirá al cirujano medir la evolución del paciente y si el proceso de recuperación va de acuerdo a lo esperado.

Fase 3: La recuperación a largo plazo

Después de la tercera o cuarta semana, es posible ir intensificando gradualmente el ejercicio físico, de acuerdo a la mejoría presentada y a las recomendaciones del cirujano.  Aunque igual se debe evitar levantar peso y hacer actividades muy extenuantes.

Para una mejor recuperación, muchos pacientes optan por realizarse masajes linfáticos suaves. Estos sirven para reducir la inflamación de la zona tratada, contribuyen a una mejor circulación y también evitan la retención de líquidos.

Con el transcurrir de las semanas, poco a poco quedarán atrás el dolor y la inflamación para dar paso al nuevo trasero con más volumen y un cuerpo más contorneado.  Pero, de aquí en adelante, hay que tener claro que no se pueden descuidar aspectos en nuestra rutina, como la buena alimentación, el ejercicio regular, un buen descanso y evitar hábitos como fumar y beber alcohol, que son el pilar fundamental para el mantenimiento de los resultados a largo plazo.

Consejos para una recuperación exitosa tras un BBL

De acuerdo a la información que te hemos dado, y a cómo transcurren las etapas de recuperación, te ofrecemos a continuación una lista de los cuidados necesarios para que el proceso de recuperación de tu BBL en Madrid sea lo más exitoso posible.

  1. Seguir las instrucciones de su cirujano al pie de la letra durante todas las etapas del proceso de recuperación.
  2. Descansar lo suficiente para que el cuerpo pueda recuperarse más rápido y mejor.
  3. Mantener una dieta saludable, llena de vitaminas y nutrientes, así como beber suficiente agua todos los días.
  4. Evite fumar y consumir alcohol. Ya que estos hábitos retrasan el proceso de curación natural del cuerpo, y además pueden aumentar el riesgo de complicaciones.
  5. Usar prendas de compresión según las indicaciones del cirujano.
  6. Tomar las dosis y en las horas indicadas, los medicamentos para controlar el dolor y la hinchazón.
  7. Moverse con cuidado y evitar realizar actividades extenuantes. 
  8. Acudir a las citas médicas de seguimiento.
  9. Ser paciente y realista con respecto a su recuperación. Recuerda que es un proceso lento y progresivo
LEER  ¿Cómo es la cirugía de abdominoplastia?

Gestión del dolor y la incomodidad

Métodos efectivos para aliviar el dolor

El médico recetará analgésicos y antiinflamatorios para manejar el dolor y la inflamación esperables después de la cirugía. Asimismo, el uso de las prendas de compresión juegan un papel importante en el control de estos dos síntomas. Esto puede ser complementado con la colocación de compresas frías durante 20 minutos varias veces al día. 

Una vez que el doctor lo autorice, los masajes pueden ser otra manera de lidiar con el dolor y los malestares.

Cuándo contactar a tu médico

Después de este tipo de procedimientos es considerado normal presentar dolor, molestias, inflamación y un poco de sangrado.  Pero ante cualquier síntoma fuera de esto, es necesario contactar al médico.  La fiebre, enrojecimiento en el área tratada, pus o dolor demasiado intenso que no se alivia con los medicamentos, puede ser señal de una infección.

Además, si se observan problemas con la cicatrización de las heridas, sangrado excesivo, pérdida de la sensibilidad, vómitos, dificultad para respirar o mareos, hay que buscar atención médica de inmediato.

Cuidados a largo plazo

Mantenimiento de los resultados a largo plazo

El proceso de recuperación de un BBL es largo y se requiere de mucha paciencia y esfuerzo, de allí que mantener los resultados a largo plazo debe ser una meta indiscutible en este proceso.  No podemos olvidar que los resultados no son permanentes, y que puede haber cambios en tus glúteos en los años siguientes al tratamiento

Por ello, se debe comenzar por adoptar un estilo de vida saludable, en el que la buena alimentación y el ejercicio regular estén siempre presentes. 

Aspectos a evitar durante la recuperación

  1. Sentarse sobre los glúteos por períodos muy prolongados.
  2. Fumar y beber alcohol.
  3. Realizar actividades que requieran demasiado esfuerzo.
  4. Levantar peso.
  5. Consumir alimentos ultraprocesados, azucarados o grasas no saludables.
  6. No exponer el área tratada al sol, ni tomar baños de inmersión.

Conclusión

En el proceso de recuperación de cualquier cirugía, hay que estar conscientes de que cada cuerpo es diferente y que el período de recuperación de una BBL será único en cada paciente, tomando en cuenta los antecedentes de cada uno, los métodos utilizados en la cirugía, la experiencia del cirujano, y también de un aspecto fundamental, los cuidados postoperatorios.

Si ya te has decidido, puedes hacer clic aquí para consultar el precio de un BBL y recuerda que luego de la cirugía debes seguir las indicaciones del cirujano, no realizar esfuerzos las primeras semanas, así como evitar sentarte sobre tus glúteos y de alimentarte bien, beber mucha agua y evitar hábitos como fumar y beber.  De esto dependerá que transites por un proceso de recuperación tras un BBL más rápida y sencilla, y que obtengas los glúteos de tus sueños. 

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética