Blefaroplastia

Elimina la grasa de los párpados y luce una mirada rejuvenecida.

La estética de nuestra mirada es fundamental para definir nuestro atractivo. Con el paso del tiempo, la piel puede perder sus propiedades y darnos un aspecto envejecido y flácido que afecta incluso a la correcta visión.

La aparición de arrugas, bolsas hinchadas y exceso de piel bajo los ojos se puede corregir con una intervención quirúrgica rápida y sencilla como la blefaroplastia. Sus resultados son armónicos y naturales, además de duraderos.

En Sculpture Clinic somos especialistas en todo tipo de operaciones de cirugía facial, siempre rodeados del mejor equipo de profesionales. Realizaremos un estudio personalizado de tu mirada para saber si la blefaroplastia se adapta a tus necesidades y expectativas.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

Los ojos son una parte fundamental de nuestro atractivo. Con la mirada podemos expresar todo tipo de emociones y sentimientos. Sin embargo, es normal que con el paso del tiempo aparezcan signos de envejecimiento que, de alguna manera, empeoren la apariencia  de nuestra mirada.

Los signos de envejecimiento más habituales en los ojos son un exceso de piel alrededor de los párpados y un aspecto flácido en la piel. Además, son muy comunes las bolsas de grasa localizada en la parte inferior del párpado.

La blefaroplastia es un procedimiento quirúrgico que puede tratar todos estos factores de forma efectiva. A través de unas pequeñas cicatrices realizadas en el párpado superior y/o inferior, podemos eliminar el exceso de piel y las bolsas hinchadas.

La blefaroplastia suele requerir anestesia local y la operación dura entre 1 y 2 horas. Al tratarse de una cirugía no demasiado invasiva, se puede realizar de forma ambulatoria, sin que requiera ingreso hospitalario.

Con esta intervención no sólo estamos resolviendo problemas de tipo estético, sino que también mejoramos la visión, que a veces se pierde cuando hay un exceso de piel alrededor de los párpados.

¿Cómo es el procedimiento?

En una blefaroplastia tenemos la posibilidad de intervenir en los cuatro párpados que hay en nuestros ojos. En ocasiones, el paciente sólo requiere eliminar las bolsas hinchadas debajo de los ojos o levantar los párpados que tienen un aspecto caído.

En función de los deseos de nuestro paciente, aplicaremos una técnica u otra. En el caso de trabajar en el párpado superior realizamos una incisión que queda oculta en el pliegue natural del mismo.

Si trabajamos en el párpado inferior, esta incisión se realiza debajo de las pestañas. Una vez realizada esta incisión, podemos eliminar tanto el exceso de piel como los tejidos grasos. Otra técnica también muy utilizada es la técnica transconjuntival, en la que realizamos la apertura en la parte interna del tejido.

Duda una de las ventajas de la blefaroplastia es que se puede combinar con otras técnicas de rejuvenecimiento de la piel. Un lifting facial es una buena manera de eliminar las arrugas alrededor de los ojos o las cejas caídas.

¿Para quién está indicada la blefaroplastia?

La blefaroplastia está indicada para todas aquellas personas mayores de edad que empiezan a notar signos de envejecimiento en su piel, especialmente alrededor de los ojos. Aunque no hay una edad límite para someterse a esta intervención, lo más habitual son personas mayores de 35 años.

Cuando acudimos a la clínica para realizarnos una blefaroplastia, debemos tener claros cuáles son nuestros deseos y expectativas sobre la intervención. A través de un estudio médico, sabremos cómo están tus ojos y conoceremos tu estado de salud para someterte a esta operación. 

Somos candidatos a una blefaroplastia si tenemos los siguientes síntomas en nuestros ojos: 

  • Párpados superiores caídos o con bolsas.
  • Exceso de piel en los párpados superiores que empeoran nuestra visión. 
  • Exceso de piel en los párpados inferiores.
  • Bolsas hinchadas debajo de los ojos.

Los resultados de una blefaroplastia son inmediatos y en líneas generales muy satisfactorios. Conseguimos rejuvenecer la apariencia de nuestra mirada, mejorando nuestra confianza y nuestra autoestima.

Preguntas frecuentes

Lo primero que debemos hacer antes de la operación es realizar un estudio en el que se evalúa el historial médico del paciente. Así descubriremos si se ha padecido algún tipo de enfermedad como glaucomas o problemas circulatorios.

Unas semanas antes de la operación debemos evitar ingerir medicamentos que interfieran con la correcta coagulación de la sangre. Esto se hace para evitar un exceso de sangrado que pueda poner en riesgo el éxito de la operación.

Del mismo modo, no aconsejamos consumir alcohol o tabaco las semanas antes de la operación. Esto reseca la piel y empeora la correcta circulación de la sangre, por lo que puede afectar a los resultados de la intervención.

La cirugía, al no ser especialmente invasiva, se puede realizar con anestesia local y de forma ambulatoria. Esto nos permitirá salir de la clínica el mismo día por nuestro propio pie. Sin embargo, no podremos realizar actividades como conducir, por lo que recomendamos ir acompañados de otra persona.

La recuperación cuando nos sometemos a una blefaroplastia es bastante sencilla. Simplemente notaremos pequeñas molestias, como inflamaciones y la aparición de hematomas en el área afectada. Estos síntomas remitirán alrededor de una semana después de la operación.

Otros síntomas habituales tras este tipo de intervenciones son el lagrimeo excesivo y una mayor sensibilidad a la luz. Para aliviar el dolor y mejorar este tipo de síntomas, recomendamos colocar compresas frías alrededor de los ojos al menos los primeros días después de la cirugía.

Durante el primer mes se recomienda realizar un reposo relativo. Esto quiere decir que podemos volver a nuestra vida normal y realizar la mayor parte de las tareas cotidianas, pero debemos evitar el exceso de ejercicio de alta intensidad.

Tampoco es recomendable frotarnos los ojos en exceso o utilizar lentes de contacto durante las 2 primeras semanas. Una buena idea es llevar gafas de sol para proteger nuestros ojos de esta exposición solar.

En Sculpture Clinic realizamos un seguimiento exhaustivo de tu operación para recomendarte las medidas necesarias en tu postoperatorio. Siguiendo las revisiones programadas veremos que todo haya ido bien y que los resultados sean los deseados.

Antes y Después