Aumento de Pecho con Lipofilling

Aumenta tu pecho con injerto de tu propia grasa y obtén un resultado natural y sin cicatrices.

En la actualidad, el aumento de pecho es una de las intervenciones quirúrgicas más demandadas por mujeres de todas las edades. Mejorar la forma, el volumen y el contorno de nuestros senos es un valor estético muy importante y en ocasiones puede presentar una mejora en nuestra salud y autoestima.

Por suerte, las técnicas de aumento de pecho han avanzado mucho en los últimos años. No solo contamos con la clásica intervención de implante mamario, sino que tenemos otras técnicas menos invasivas y que igualmente ofrecen grandes resultados.

Estamos hablando del lipofilling mamario, una técnica que se ha convertido en una de las más demandadas. En Sculpture Clinic somos especialistas en cirugía mamaria, gracias a nuestro excelente equipo de profesionales.

¿En qué consiste el aumento de pecho con Lipofilling?

El aumento de pecho con lipofilling es una intervención que consiste en la extracción de grasa autóloga (que es propia del paciente) de diversas zonas del cuerpo y la posterior inserción, a través de cánulas, en la zona mamaria. 

Esta opción de cirugía mamaria nos permite lograr un resultado muy natural sin dejar cicatrices. Se trata de una intervención que no distorsiona la sensibilidad mamaria y que además hará que mejore nuestro contorno corporal.

Estas son sin duda las mayores ventajas del lipofilling, ya que estamos ante una operación mucho menos invasiva que un implante mamario y que tiene dos efectos en uno, eliminar grasa localizada de nuestro cuerpo y remodelar la forma de los senos. 

El aumento de pecho con lipofilling es una técnica mucho menos conocida que el implante mamario, y que hace unos años ofrecía resultados menos consistentes. Sin embargo, los avances más recientes han permitido que consigamos un aumento de pecho orgánico y duradero siempre que lo haga un profesional cualificado

Esta operación no deja cicatrices y nos libra de sufrir cualquier tipo de complicación ocasional en los implantes mamarios. Se realiza utilizando anestesia general y habitualmente de forma ambulatoria.

¿Para quién está indicada esta intervención ?

Cuando queremos someternos a una operación de aumento de pecho con lipofilling, debemos saber que existen una serie de características que nos harán idóneos para esta intervención. En la clínica realizaremos un estudio detallado de tu caso para comprobar las siguientes variables:

Peso corporal estable

En primer lugar, es necesario tener en cuenta que, para garantizar los mejores resultados a largo plazo, el peso de la paciente debe ser lo más estable posible. Esto se debe a que, si tenemos planificado perder peso, este puede reducir los efectos del lipofilling.

Los senos son una de las primeras zonas que se ven reducidas en lo que a grasa acumulada se refiere, con lo cual con una pérdida de peso y grasa iríamos en contra de esta intervención.

Silueta definida con reservas grasas concretas de difícil eliminación.

Este sería sin duda el paciente idóneo para esta intervención. Las zonas como los flancos del abdomen o la región interna de los muslos son las que más grasa de difícil eliminación suelen presentar. Este tipo de grasa es la más adecuada para el proceso de lipofilling.

Con el lipofilling mamario trasplantamos todo el tejido graso, y estas células conservan las mismas propiedades en la zona de extracción y en la de inserción. Es por esto que, si la grasa de la zona donante es más difícil de eliminar, los resultados del lipofilling serán mucho más duraderos.

Distensibilidad cutánea moderada o grande en el pecho

La piel que rodea el tejido mamario debe tener una gran calidad para que sobreviva el injerto de grasa. Esto significa que tiene que tener una buena vascularización para que la infiltración sea un éxito.

Si nuestra piel presenta una mayor facilidad para ser distendida, esto nos permitirá inyectar una mayor cantidad de grasa en la zona, lo cual aumentará considerablemente los efectos de la operación. 

Para asegurar la distensibilidad cutánea podemos utilizar diferentes opciones de tratamiento como el Sistema Brava, que prepara el tejido mamario expandiéndolo para recibir el injerto graso o una abdominoplastia, la cual puede “reclutar” piel abdominal para mejorar la distensión de la zona de los senos.

Preguntas frecuentes

El resultado final del aumento de pecho mediante lipofilling o injerto de grasa se podrá ver a los 3 meses aproximadamente.

Para que los resultados sean los adecuados, debemos de tomar una serie de medidas previas a la operación. Estas deben ser comunicadas a los pacientes posteriormente a la realización de un estudio detallado del estado de salud del paciente.

En Sculpture Clinic te daremos toda la información que necesitas para hacer que tu preoperatorio sea todo un éxito. En cualquier caso, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos: 

  • En primer lugar, antes de la operación es recomendable disminuir el porcentaje de grasa corporal de nuestro cuerpo hasta establecerlo dentro de unos niveles saludables. 
  • Además, mantener una correcta hidratación de la piel durante las semanas previas es fundamental. Esto hará que la piel presente una mayor distensibilidad. 

Como ya hemos comentado anteriormente, utilizar dispositivos de expansión externa como el Sistema Brava es una gran opción. Preparemos nuestro tejido mamario para lograr los mejores resultados con el aumento de pecho con lipofilling.

Los cuidados que debemos seguir una vez realizada la intervención son los siguientes: 

  • Dormir boca arriba las 4 semanas siguientes a la intervención, lo cual evitará un exceso de presión en la zona del pecho. 
  • Utilizar una prenda que comprima la zona donante de grasa y un sujetador que no comprima la zona receptora. Esto evitará sangrados y la aparición de hematomas e inflamación tras la operación. 
  • Realizar masajes postoperatorios, lo cual optimizará los resultados de la intervención, ya que podremos distribuir mejor la grasa inyectada y evitaremos la inflamación.
  • Debemos mantener una correcta hidratación de la zona por medio de cremas hidratantes y la ingesta de abundante agua. 

Después de la intervención será normal notar molestias moderadas en la zona. Estas se pueden tratar a través de analgésicos siempre bajo prescripción médica.

Antes y Después