Abdominoplastia Madrid

Estiliza tu abdomen y elimina el exceso de piel y grasa.

El abdomen es una parte fundamental en la estética de nuestro cuerpo, y que a menudo puede sufrir los estragos del paso del tiempo, el sobrepeso y otros factores como el embarazo en el caso de las mujeres. Es por esto que las técnicas de reconstrucción abdominal han gozado de una gran popularidad en los últimos años. La abdominoplastia en Madrid, o dermolipectomía abdominal, es un procedimiento quirúrgico que nos permite devolverle a nuestro abdomen una figura estilizada y saludable.

En Sculpture Clinic somos especialistas en intervenciones de cirugía corporal, siempre rodeados del mejor equipo de profesionales. Realizaremos un estudio detallado de tu abdomen así como de tu historial médico, para recomendarte la intervención que mejor se adapte a tus necesidades.

¿En qué consiste la abdominoplastia ?

Con este procedimiento también podemos eliminar cicatrices que hayan quedado de procesos quirúrgicos previos, así como estrías. Eliminamos la estética del abdomen globuloso, permitiendo disfrutar de una cintura más estilizada y atractiva visualmente. 

Debido a diversas circunstancias como la pérdida de peso excesiva en poco tiempo, el envejecimiento y otros factores como el embarazo, es normal que nuestra región abdominal pierda la firmeza y sufra de problemas estéticos y de salud como un exceso de tejido graso o de piel. 

Estos problemas se pueden corregir de forma rápida y efectiva con una abdominoplastia o cirugía del abdomen. Se trata de un proceso quirúrgico que elimina el exceso de piel y grasa de esta zona.

Para una abdominoplastia debemos evaluar diferentes factores, como pueden ser la calidad de la piel, la cantidad de la misma y donde se localiza el exceso de grasa. Todo esto se hace a través de un estudio previo en la clínica en el que evaluaremos tanto las necesidades como las expectativas de la operación.

¿Cómo es el proceso de abdominoplastia en Madrid?

Para esta intervención aplicamos anestesia general, lo cual hará que no nos enteremos de nada durante todo el proceso. Una vez anestesiados, procedemos a realizar una incisión con la intención de que quede lo más oculta posible.

El objetivo de este proceso es mejorar la forma del abdomen, eliminando otras imperfecciones, como estrías y un exceso de piel. Remodelamos la forma de la musculatura y retiramos el exceso de grasa abdominal.

De forma habitual, podemos asociar la abdominoplastia con la técnica de liposucción. Esto nos permite retirar tejidos grasos de zonas adyacentes, como pueden ser los flancos del torso. Con esto no sólo mejoraremos el aspecto de nuestro abdomen, sino que también tendremos una mejor silueta en términos generales.

Una vez terminada la operación, se recomienda un reposo relativo de unos 10 días. Este es el tiempo aproximado que debe pasar para que retomemos nuestra rutina y tareas habituales del día a día.

También es fundamental llevar una prenda compresiva en la zona abdominal de manera continua durante todo el primer mes. Esta nos permitirá reducir de forma sustancial las molestias que se originan debido a la intervención.

Cuando haya pasado un mes podremos retomar de forma progresiva el ejercicio físico, siempre cuidando de forma especial el área abdominal. La zona se mantendrá algo inflamada durante 3 o cuatro meses. Pasado este tiempo podremos ver los resultados definitivos de nuestra abdominoplastia.

¿Para quién está indicada la abdominoplastia?

La abdominoplastia es un proceso quirúrgico que se recomienda para todas aquellas personas mayores de edad que presenten un exceso de piel y grasa, así como flacidez en su área abdominal.

Con una abdominoplastia podemos eliminar todos aquellos excesos de grasa que son más difíciles de corregir con dieta y ejercicio. Está recomendado de igual forma tanto para hombres como para mujeres.

Siempre que perdemos una cantidad de peso considerable, en poco tiempo es normal que la piel quede con un aspecto flácido, ya que se ha dilatado mucho debido al sobrepeso y luego es difícil que recupere su forma previa.

Del mismo modo sucede en el caso de las mujeres embarazadas. La piel se dilata y, especialmente en pacientes con una edad algo mayor, difícilmente vuelve a ser la que era.

En general, se requiere un buen estado de salud para someterse a una abdominoplastia. Si sufrimos de problemas de coagulación, no somos pacientes indicados para esta intervención. Si somos fumadores habituales, podemos tener problemas en el proceso de cicatrización.

abdominosplastia cirugia madrid

Preguntas frecuentes

La diferencia fundamental en una abdominoplastia es el tipo de situación que debemos corregir. Esto dependerá de si estamos tratando de eliminar secuelas abdominales producidas por el embarazo o secuelas producidas por un exceso de peso u obesidad.

En el caso de las pacientes que tengan secuelas del embarazo, se produce un exceso cutáneo localizado en el centro del abdomen. Se acumula de la misma manera tejido graso en los flancos y en la zona supraumbilical.

Cuando hablamos de pacientes que han sufrido secuelas de obesidad, el exceso cutáneo suele darse en la zona central, pero también en la periferia del abdomen. El recto abdominal no suele encontrarse diastasado y el exceso de grasa es variable.

Los cuidados postoperatorios que debemos seguir después de una abdominoplastia son similares en ambos casos, pero la técnica quirúrgica se modifica.

Si la paciente sufre secuelas del embarazo, se realizará una cicatriz suprapúbica en el área abdominal. Además, se recomienda una liposucción de flancos y una plicatura de los músculos abdominales.

La cicatriz suprapúbica de las abdominoplastia, que corrigen secuelas de la obesidad mórbida, es más alargada. Esto nos permite eliminar el exceso cutáneo con más precisión.

Los resultados de una abdominoplastia con liposucción suelen ser satisfactorios para la gran mayoría de pacientes. Podemos corregir de forma efectiva y natural todas las secuelas producidas por un embarazo o por una obesidad mórbida o excesiva previa.

Eliminamos el exceso de piel, la diástasis de rectos y reducimos la cantidad de grasa acumulada. Solamente tendremos una cicatriz que quedará en una zona poco visible. 

En Sculpture Clinic nos comprometemos a realizar un estudio detallado de tu caso para garantizar que consigas los resultados óptimos en tu abdominoplastia en Madrid.

El coste de una abdominoplastia sencilla es a partir de 5000 euros. Si se combina con lipoescultura de alta definición, el precio puede rondar los 10000 euros. El precio varía según las necesidades de cada paciente.

El mejor cirujano de abdominoplastia en Madrid es el Dr. Miguel Fernández Calderón. Cuenta con una extensa experiencia en esta cirugía, con cientos de intervenciones a sus espaldas.

 

Su gran conocimiento sobre abdominoplastia te asegurará el resultado que necesitas. Su equipo quirúrgico especialista en contorno corporal te brindará la mejor de las atenciones.

Antes y Después