Abdominoplastia después del embarazo: cuándo hacerla y cómo afecta a la lactancia

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Cuando la forma de tu cuerpo se ve afectada después de la gestación, y no te sientes cómoda por la manera en la que luce tu abdomen, es muy probable que hayas pensado en la abdominoplastia después del embarazo como una solución para recuperar tu aspecto anterior. Si este es tu caso, sigue leyendo, aquí te explicamos cuándo hacerla y cómo afecta a la lactancia. 

Lo que debes saber sobre la abdominoplastia después del embarazo

La abdominoplastia es una cirugía que elimina el exceso de grasa y piel colgante del abdomen, condición que es muy común en las mujeres luego del embarazo, debido al aumento de peso, a la separación de los músculos abdominales y al estiramiento de la piel cuando crece la barriga.

Luego de tener a tu bebé, hay algunas consideraciones que debes tener antes de decidir realizarte una abdominoplastia en Madrid.  

Si estás o no amamantando

Durante la lactancia, los niveles de tus hormonas se alteran y estos cambios hormonales pueden afectar el peso corporal y la recuperación, en caso de someterse a un procedimiento quirúrgico.

Además, los medicamentos que se utilizan durante la cirugía y para la recuperación pueden llegar al bebé a través de la leche materna y ponerlo en peligro.

Debido a lo anterior, la recomendación es esperar tres meses luego de dejar de amamantar para que tu cuerpo y el peso se estabilice y además que resulte más rápida y sencilla la recuperación.

LEER  ¿Cuánto cuesta un BBL?

Muchas mujeres que se quieren someter a una cirugía de abdomen, también esperan mejorar la forma de sus senos realizándose un cambio de imagen de mamá o mommy makeover. Y para ello es necesario esperar que termine de dar pecho a su bebé y darle tiempo a sus senos para que tengan su forma definitiva, y allí tomar la decisión con respecto a la cirugía de senos.

Peso estabilizado

El embarazo produce cambios tanto internos como externos en el cuerpo de la mujer, por lo cual es importante esperar que el cuerpo vuelva a la normalidad, independientemente si el parto fue natural o por cesárea. Recuerda que durante el periodo de gestación, las mujeres aumentan de peso, retienen líquidos y almacenan tejido graso.

Incluso luego del parto, el peso de la mujer puede tener fluctuaciones. Y, por ello decimos que es necesario esperar a que el peso se estabilice, que cuentes con un peso estable y que las hormonas se equilibren, antes de decidir hacerse una abdominoplastia.

Llegar a un peso adecuado puede tomar un tiempo diferente para cada persona, pero es posible que necesites más de seis meses luego del parto. 

Someterse a una abdominoplastia requiere que la paciente haya conseguido un peso cercano al ideal, porque en caso de no ser así, si gana peso luego de la cirugía la grasa se volverá a formar, y si pierde peso la piel quedará nuevamente con flacidez.

No tener planes para futuros embarazos

Este punto no tiene que ver con la posibilidad o la capacidad de una mujer de tener más hijos. Si no que al quedar nuevamente embarazada, luego de una abdominoplastia, ganarás peso, tu piel se estirará, la conexión de los músculos de los abdominales también se estirará. Con todo eso, los resultados de la cirugía se verán comprometidos. 

LEER  Blefaroplastia mal hecha: Consecuencias y cómo solucionarlo

Una abdominoplastia implica riesgos, ya que es una cirugía mayor. Además de costosa y con una recuperación compleja los primeros días.  Entonces someterse a todo esto y lograr la figura de tus sueños, para luego perderla no es la mejor opción.

Si llegaras a quedar embarazada tienes que tener claro que eso no significa un riesgo para tu salud ni afectará a tu bebé, simplemente tiene que ver con la posibilidad de perder los resultados.  Asimismo, es muy probable que luego de la maternidad desees realizarte otra cirugía de reducción de abdomen, con todo lo que eso significa.

¿Cuándo hacerse la abdominoplastia después de un embarazo?

En términos generales, se podría decir que el cuerpo se recupera por completo de un embarazo al pasar entre seis meses y un año.  En este lapso de tiempo ya tu cuerpo habrá sanado, el peso se habrá estabilizado, así como normalizado los niveles hormonales. Y a estas alturas, ya podrás acudir al cirujano para una primera cita.

En el caso de seguir amamantando, la recomendación es la que te dimos anteriormente, en la que es mejor esperar al menos tres meses luego de dejar de dar lactancia a tu hijo para la abdominoplastia después del embarazo.

Luego del embarazo es normal sentirse incómoda con la forma en la que queda nuestro cuerpo, y por ello sentir ansiedad por querer recuperar la figura. Pero no hay que desesperarse, es preferible esperar con paciencia, los meses que sean necesarios para estar segura de que estás lista para la cirugía, y que es el momento adecuado para que los resultados sean los mejores.

LEER  Preparación para la abdominoplastia: Cómo optimizar tu estado de salud antes de la cirugía

Si piensas que necesitas una abdominoplastia, pero aún tienes dudas sobre el procedimiento puedes pedir una valoración con nuestros especialistas. En la consulta te hará un examen físico para constatar que esta cirugía es indicada para ti y si puedes conseguir resultados realistas.

¿Qué preparación necesitas para una abdominoplastia?

Tener una adecuada preparación antes de la cirugía, tiene gran influencia en la recuperación y en los resultados, de allí la importancia de preocuparse por hacerlo de forma correcta.

Los pasos previos a someterte a una abdominoplastia después del embarazo implican:

  • No fumar, ya que esto afecta la cicatrización y la reparación de los tejidos. Así como, aumenta las probabilidades de infección.
  • Encárgate de organizar el postoperatorio, de modo que tengas quien te apoye para cuidar a tu bebé y cuidarte a ti. Porque recuerda que las primeras semanas del postoperatorio requieren de atención y apoyo para no hacer esfuerzos innecesarios. Por lo cual, te será difícil caminar y no podrás cargar a tu bebé
  • Asegúrate de estar en tu peso ideal o muy cercano a este.

Son varios los aspectos que hay que tener en cuenta sobre la cirugia de abdominoplastia después del embarazo, como cuándo hacerla y cómo afecta a la lactancia. Debes recordar que la cirugía de reducción de abdomen no está diseñada para bajar de peso. Y las candidatas son aquellas que están cerca de su peso ideal, pero que les ha quedado piel colgando y exceso de grasa en esa zona.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética