Preparación para la abdominoplastia: Cómo optimizar tu estado de salud antes de la cirugía

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Cuando se planea hacer una cirugía como una reducción de abdomen, hay varios aspectos que influyen en el resultado final del procedimiento.  Y unos de ellos, es lo que hacemos antes de llegar al quirófano.  Para entender mejor, te explicaremos cómo debe ser la preparación para la abdominoplastia y cómo optimizar tu estado de salud antes de la cirugía. ¡Sigue leyendo!

La consulta inicial con el cirujano

Lo primero que debes hacer si deseas hacerte una reducción de abdomen es solicitar una consulta inicial con el cirujano de tu elección.  En esta cita el médico averiguará y valorará todo sobre tu estilo de vida y tu salud general y comprobará si eres un candidato para una abdominoplastia.

Además, discutirán algunos aspectos importantes, como cuáles resultados esperar luego de la cirugía y preguntará si te has sometido a alguna cirugía previamente. También querrá saber si eres alérgico a algún medicamento, y si tienes alguna condición médica que requiera el consumo de medicamentos habitualmente.

El cirujano indagará en cómo son tus hábitos, en cuánto al uso de drogas, alcohol, y cigarrillos o tabaco.  También en esta visita deberá explicar los riesgos que implica someterse a una abdominoplastia.

En este momento podrás plantear al cirujano todas tus dudas en referencia al procedimiento y el período postoperatorio

cita previa abdominiplastia

Preparación para la abdominoplastia

Una abdominoplastia en Madrid es una cirugía invasiva, que busca eliminar el exceso de grasa y piel en el área abdominal.

Como en toda cirugía, hay ciertos cuidados previos que requiere el paciente para obtener mejores resultados. A continuación, te explicaremos mejor qué puedes hacer para prepararte para tu abdominoplastia durante los meses previos.

Seis meses antes

Aunque 6 meses parece mucho tiempo, se considera un plazo adecuado para comenzar con una dieta saludable, beber suficiente agua e incluir en tu rutina ejercicio físico, de modo que puedas tener el físico y el peso adecuado. Recuerda que no es una cirugía para bajar de peso.

LEER  Consejos para cuidar la piel después de la abdominoplastia y mantener los resultados 

Además, es un buen momento para encontrar un buen cirujano certificado y calificado.

Cuatro meses antes

Dos meses después de comenzar con tu planificación para la cirugía, debes continuar con tu rutina de ejercicios y su dieta para alcanzar los objetivos de un buen peso y buena salud.  Esto permite recuperarte mejor.

Además, si aún no has elegido al cirujano, es momento de averiguar sobre algunos médicos, su trayectoria y los costos.

Tres meses antes

Tres meses antes ya debes haber seleccionado al cirujano con el que te sientes más cómodo y más confiado. Y en conjunto con el médico programar la cirugía. Cuando ya tenga la fecha del procedimiento, también debes tramitar en el trabajo la licencia que necesita para ausentarte.

Un mes antes

En esta fecha ya debes pensar en la organización que requieres en el hogar, de modo que puedas estar cómodo y con los suministros necesarios. Y planificar todo lo relacionado con alimentos y refrigerios que necesites para el tiempo de tu recuperación.

Una semana antes

Es momento de asegurarse de que en la clínica todo está en orden, así como el cirujano preparado para el procedimiento. También, que ya cuentas con el apoyo de alguien que te lleve y traiga de la clínica, y encargarse del cuidado de niños y mascotas.

Además de preparar la ropa que llevarás, y que necesitarás en el postoperatorio, así como las prendas de compresión y medicamentos. Hacer todo esto con calma y tiempo te ayudará a estar más relajado y tranquilo el día de la cirugía.

El día de la cirugía

Si has cumplido con este plan, ya estás listo para tu cirugía.

El día de la cirugía debes llevar ropa cómoda que pueda colocarte luego del procedimiento.  Esto significa un atuendo cómodo, que no implique levantar los brazos o inclinarse para ponértelo porque esto puede producir dolor o que tus incisiones.

Cómo optimizar tu estado de salud antes de la cirugía de abdominoplastia

Si estás pensando en someterte a una cirugía de abdominoplastia, es importante que tengas en cuenta la importancia de mejorar tu estado de salud antes del procedimiento. Una buena preparación puede ayudar a reducir los riesgos y a conseguir mejores resultados con la cirugía.

LEER  Abdominoplastia después del embarazo: cuándo hacerla y cómo afecta a la lactancia

A continuación, te presentamos algunos consejos para optimizar tu estado de salud antes de la cirugía de abdominoplastia.

Habla con tu médico

Ya lo mencionamos al principio, antes de la cirugía, es importante que hables con tu médico acerca de tu estado de salud. Notifícale acerca de cualquier problema médico que tengas, incluyendo enfermedades crónicas, alergias, medicamentos que estás tomando y cualquier cirugía previa que hayas tenido.

El cirujano podrá ayudarte a evaluar tu salud actual y a determinar si hay algún problema que deba ser abordado antes de la cirugía.

Antes de la abdominoplastia deberás parar el consumo de ciertos medicamentos que pueden aumentar el riesgo de un sangrado mayor durante la cirugía, como: aspirinas, algunos antiinflamatorios y medicinas naturales o con hierbas.  Por ello, es muy importante hablar con el doctor sinceramente acerca de todos los medicamentos que consumes al momento de la primera evaluación, para que este indique cuáles debe dejar de tomar.

Deja de fumar

Uno de los primeros consejos que recibirás del cirujano, es dejar de fumar por lo menos 6 semanas antes de la cirugía. Esto con la finalidad de evitar riesgos asociados durante el procedimiento, y garantizar una mejor y más rápida recuperación.

Fumar puede tener un impacto negativo en tu salud y en la cicatrización después de la cirugía. Pero si te resulta difícil dejar de fumar por tu cuenta, habla con tu médico acerca de las opciones de ayuda para dejar de fumar.

Mejora tu dieta

Seguir hábitos alimenticios saludables los meses anteriores a la cirugía. Sobre todo alimentos que puedan fortalecer el sistema inmune, como frutas, vegetales, granos, proteínas magras, leche baja en grasas, entre otros.

Tu dieta también juega un papel importante en tu estado de salud antes de la cirugía. Si es necesario, consulta a un nutricionista para obtener recomendaciones específicas sobre tu dieta.

Beber suficiente agua al día te mantendrá bien hidratado y te ayudará a eliminar todas las toxinas del cuerpo. Llevar una dieta adecuada y mantenerse hidratado antes de cualquier cirugía, bien sea una abdominoplastia, labioplastia o cualquier otra, contribuirá a una mejor recuperación.

Haz ejercicio

El ejercicio regular es una forma importante de mejorar tu salud y prepararte para la cirugía de abdominoplastia. Parte de tu preparación para la abdominoplastia comienza con una rutina de ejercicio desde unos seis meses antes de la cirugía.

LEER  Cuidados tras una abdominoplastia: Posoperatorio

Esto es importante porque el ejercicio puede ayudarte a perder peso, aumentar tu resistencia y mejorar tu estado de ánimo, lo que puede ser beneficioso para la cirugía y la recuperación.

Mantén un peso saludable

Si tienes sobrepeso u obesidad, es importante que trabajes para alcanzar un peso saludable antes de la cirugía de abdominoplastia. La pérdida de peso puede mejorar tu salud general y reducir el riesgo de complicaciones durante y después de la cirugía. Habla con tu médico acerca de cuánto peso que debes perder antes de la cirugía.

Si mantienes un peso corporal adecuado y una buena salud podrás tener un sistema inmunológico más fuerte, lo que hace que puedas recuperarte de forma más rápida y efectiva.

En resumen, la preparación es clave para optimizar tu estado de salud antes de la cirugía de abdominoplastia. Habla con tu médico, haz ejercicio, come bien, deja de fumar y mantén un peso saludable. Al hacer estos cambios, podrás mejorar tu salud general y aumentar las posibilidades de tener una cirugía y recuperación exitosas.

¿Cómo preparar la casa para el postoperatorio?

Así como debes cuidar y preparar tu cuerpo para la abdominoplastia, también es necesario dejar todo organizado en casa, para que no tengas nada de que preocuparte a tu salida de la clínica.

  1. Si tienes en casa alguna mascota, o tienes hijos debes pensar con anticipación quién se hará cargo de ellos, al menos los primeros días, en los que no puedes hacer esfuerzos y necesitas descanso.
  2. Luego de una cirugía con la abdominoplastia no es posible conducir, por ello recomendamos que tengas a alguien (amigo, pareja o familiar) que te busque al salir de la clínica y te lleve a casa.
  3. Organiza en casa el lugar donde estarás para tu recuperación. De modo que tengas acceso a las cosas más necesarias sin tener que hacer demasiado esfuerzo.
  4. Ten a tu alcance bolsas de hielo que te permitan aliviar dolor e hinchazón mientras descansas.
  5. Prepara y organiza las comidas y compra tus alimentos con anticipación, para los primeros días de tu recuperación, ya que no podrás cocinar.  Además, recuerda que debes comer comidas suaves como sopas, yogur, gelatina, batidos de proteínas y jugos de frutas.

Ocuparse, un tiempo antes, en planificar en una adecuada preparación para la abdominoplastia y en cómo optimizar tu estado de salud antes de la cirugía, ofrece al paciente mejores oportunidades para recuperarse bien de forma más rápida y de una mejor manera.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética