¿Qué debes saber antes de someterte a una abdominoplastia?

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Las pérdidas de peso bruscas y los embarazos múltiples pueden dejar la piel descolgada y flácida. Y no siempre es posible corregir este problema mediante dietas o ejercicios. La cirugía se convierte entonces en la opción más viable; por eso te explicamos qué debes saber antes de someterte a una abdominoplastia.

¿Qué es una abdominoplastia?

La abdominoplastia o cirugía de abdomen es una intervención con la cual se elimina el exceso de piel y grasa del área abdominal. De este modo se mejora la apariencia del vientre, ya que se refuerzan los músculos y se tensa la piel.

Es un procedimiento más complejo que la liposucción y requiere hacer una incisión por encima del pubis. A través de esta se estira la piel y se corta el excedente. Por último, se cierra la incisión y se reposiciona el ombligo si es necesario.

El tamaño de la cicatriz dependerá de la cantidad de tejido que se vaya a eliminar, y abarca desde una miniabdominoplastia hasta una abdominoplastia circunferencial. Esta última incluye la zona de la espalda.

¿Qué debes saber antes de someterte a una abdominoplastia?

La abdominoplastia es una técnica de cirugía popular para mejorar el contorno corporal y se la realizan tanto hombres como mujeres. Aunque el motivo principal para realizarla es la estética, también se hace por salud, ya que contribuye a eliminar el peso excedente.

Además, al conseguir una mejor figura mejora la autoestima del paciente y comienza a sentirse más seguro con las nuevas proporciones de su cuerpo.

El procedimiento de abdominoplastia puede ser complejo y someterse a ello es una decisión personal. No obstante, con la elección correcta del cirujano es bastante seguro y los resultados son satisfactorios.

Si estás considerando esta alternativa para conseguir un vientre más plano y firme, aquí te contamos lo que debes saber sobre este procedimiento.

¿Cuáles son las técnicas de abdominoplastia que existen?

Hay diferentes tipos de abdominoplastia que se aplican de acuerdo a la cantidad de piel y grasa que se vaya a eliminar. Estos son:

  • Abdominoplastia clásica. Elimina el exceso de grasa y piel en la parte central del abdomen, entre el ombligo y el pubis. Se realiza una incisión horizontal de cadera a cadera.
  • Miniabdominoplastia. Se realiza cuando hay un poco de piel descolgada y grasa por encima de la zona púbica. Puede ser con o sin desinserción umbilical.
  • Abdominoplastia circunferencial. También se le conoce como abdominoplastia 360, ya que involucra también el área de la espalda.
  • Abdominoplastia inversa. Se realiza cuando el exceso de piel se encuentra por encima del ombligo.
LEER  Cuidados tras una abdominoplastia: Posoperatorio

Durante las consultas previas, el cirujano te explicará los diferentes tipos de abdominoplastia y explicará cuál es la mejor según tu situación.

¿Cuánto tiempo dura la cirugía?

La duración del procedimiento depende del tipo de abdominoplastia que se vaya a realizar. Una minibdominoplastia puede durar dos horas, pero la cirugía se puede extender durante seis horas si la cirugía es completa o circunferencial.

Además, se puede combinar con otros procedimientos como liposucción o corrección de diastasis abdominal, lo que sumará tiempo en quirófano.

Después de la cirugía el paciente debe permanecer en la clínica entre uno y tres días.

¿Cuándo se recomienda la abdominoplastia?

La cirugía de abdominoplastia se recomienda a mujeres que por uno o varios embarazos tienen exceso de piel en el abdomen. De igual manera, a hombres y mujeres que han tenido pérdidas de peso bruscas lo que provoca que la piel cuelgue en el abdomen.

El objetivo de la abdominoplastia no es perder peso. De hecho, el paciente debe estar cerca de su peso ideal para hacerse la cirugía. Lo que se consigue es dar una apariencia más firme al abdomen al eliminar el tejido flácido.

Por otra parte, los candidatos para la abdominoplastia deben comprometerse a mantener un peso estable después de la intervención para que los resultados sean duraderos.

Prepárate para descansar

Recuperarse después de una abdominoplastia toma tiempo. Durante los primeros diez días el paciente debe estar de reposo; sin embargo, no debe ser absoluto, se recomienda levantarse y hacer caminatas cortas en casa. 

Al principio hay que caminar encorvado para no tensar la cicatriz, después de cuatro semanas se puede adoptar la posición correcta. En este momento ya se pueden realizar caminatas más intensas.

La recuperación puede llevar dos meses, incluso más. Durante ese tiempo puede tener hematomas e inflamación.

Por todo esto es recomendable prepararse para descansar durante un tiempo antes de retomar sus actividades normales. Podrás regresar al trabajo a la tercera semana, si este no implica actividades que requieran esfuerzos físicos.

LEER  Tetas caídas: causas y tratamientos

Mejor época para realizarse una abdominoplastia

Primero hay que tener claro que esta intervención se puede hacer en cualquier momento. Sólo debes hablar con tu cirujano para determinar en qué fecha te conviene más hacerlo.

Muchas personas lo hacen durante las vacaciones en el trabajo para aprovechar ese tiempo de descanso.

Por otra parte, también hay quienes prefieren hacerla durante el otoño o invierno por comodidad. En estos meses la recuperación se hace más llevadera. Por ejemplo, la ropa holgada permite ocultar la faja compresiva, necesaria después de la cirugía.

Preparación para la cirugía

El cirujano le dará al paciente todas las instrucciones que debe seguir antes de someterse a una abdominoplastia. Es preciso atender estas recomendaciones para que la intervención y la recuperación sean seguros.

Los cuidados preoperatorios incluyen hacerse exámenes para comprobar que el paciente está sano; eliminar el consumo de alcohol y tabaco con varias semanas de anticipación, mantener la piel hidratada, y no consumir medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Asimismo, hay que evitar los alimentos que favorezcan la retención de líquidos.

Cualquier duda se debe consultar con el cirujano antes de la cirugía.

¿Cuánto peso se pierde después de una abdominoplastia?

Si bien la abdominoplastia es una cirugía para mejorar el contorno corporal y no para el control del peso, sí que se pueden perder algunos kilos.

Con esta cirugía es posible perder alrededor de cinco kilos al retirar el exceso de piel y grasa. El total del peso que se pierda dependerá de la cantidad de tejido que se retire.

La cicatriz de la abdominoplastia

Cuando un paciente se somete a una abdominoplastia debe esperar una cicatriz grande. En el procedimiento tradicional, se realiza de una cadera a la otra, justo por encima de la zona pública. De este modo puede ocultarse bajo la ropa interior.

Pero la incisión se puede alargar hacia los costados o incluso hasta la espalda si se va a retirar tejido esta área. También es posible que haya que hacer una incisión vertical.

Lo anterior significa que el tamaño y posición de la cicatriz dependerá del tipo de abdominoplastia que se realice.

Los primeros días después de la intervención se perderá la sensibilidad donde se hizo la incisión. Esta se recuperará poco a poco y puede tardar varios meses recuperarla en su totalidad.

LEER  ¿Qué son los Neuromoduladores y cómo funcionan en la estética facial?

A los 15 días ya la sutura debe estar cicatrizada; sin embargo, hay que evitar la tensión en la zona. Por ello se recomienda caminar encorvado durante tres semanas y no dormir con el cuerpo extendido por completo.

De igual manera, se deben aplicar los cuidados necesarios en la incisión mientras esté roja.

Cuidados posteriores a la cirugía

Los primeros dos o tres días el paciente permanecerá hospitalizado y el personal sanitario se encargará de los cuidados. Una vez que se vaya a casa, es preciso seguir las instrucciones del cirujano para garantizar una recuperación sin inconvenientes.

Estos cuidados incluyen:

  • Mantén los drenajes durante el tiempo que indique el cirujano y cuidarlos como este lo indique.
  • Cumple con el tiempo de reposo que recomienda el especialista. La recuperación llevará al menos dos meses, durante los cuales hay que evitar los esfuerzos físicos.
  • Duerme boca arriba con las piernas un poco flexionadas o la parte superior un poco inclinada para evitar tensión en la zona central.
  • El paciente debe ducharse a diario una vez que se retiren los drenajes. Si tienes una faja, usa una esponja.
  • Cuida de la cicatriz, para ello puedes usar adhesivos reductores una vez que haya cerrado por completo.
  • Evita fumar, ya que hacerlo retrasa la cicatrización.
  • Usa la faja compresiva por el tiempo que señale el cirujano.
  • No hagas ejercicios de fuerza hasta pasados al menos dos meses de la cirugía o según la recomendación médica.

¿Los resultados son permanentes?

El mantenimiento de los resultados de la abdominoplastia dependerá del paciente. Por eso debe comprometerse a llevar un estilo de vida saludable y evitar las fluctuaciones de peso.

Si aumentas de peso la piel volverá a estirarse y si bajas más de cinco kilos después de la operación, volverá a notar piel sobrante.

Riesgos de una abdominoplastia

Como en cualquier cirugía hay riesgo de hematomas, seromas, inflamación e infecciones después de la abdominoplastia. Así como los relacionados con la anestesia.

Para evitar complicaciones el cirujano debe asegurarse que el paciente goce de buena salud. Y este debe cumplir con todas las indicaciones médicas.

Elige un cirujano plástico certificado

Si te vas a someter a esta cirugía, elige el mejor cirujano de abdominoplastia en Madrid. De este modo estarás seguro de que tendrás un buen resultado y se reducen los riesgos de complicaciones.

Confirma las credenciales del cirujano antes de someterte a la cirugía. Asegúrate también de que tenga experiencia en abdominoplastia y pide que te muestre fotografías de procedimientos anteriores.

Un buen cirujano responderá a todas tus preguntas con argumentos claros y no durará en hablar de su trayectoria y mostrarte trabajos anteriores. Además, te recomendará la mejor técnica y será honesto sobre lo que es mejor para ti, asegurándose de que tengas expectativas realistas.

Esta información resume lo que debes saber antes de someterte a una abdominoplastia. Es importante que aclares todas tus dudas para saber si esta es la cirugía que te conviene.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética