Diferencias entre abdominoplastia y miniabdominoplastia

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Ambos procedimientos tienen la finalidad de eliminar la piel excedente y tensar los músculos, buscando obtener un abdomen más plano y definido. Sin embargo, hay algunas diferencias entre abdominoplastia y miniabdominoplastia que te explicamos a continuación.

Antes, durante y después de una miniabdominoplastia

En vista de que es una cirugía menos conocida que la tradicional, te explicaremos un poco más sobre el proceso. Lo que debe pasar antes de una miniabdominoplastia, durante la cirugía y en la recuperación.

Previo a someterse a cualquier operación el paciente no debe fumar. Si lo tiene como un hábito debería dejar de hacerlo por lo menos un mes y medio antes de la cirugía. 

En el caso de una miniabdominoplastia, se recomienda bajar de peso para garantizar mejores resultados.

La cirugía necesita de anestesia general. El tamaño de la incisión y el tiempo de duración de la cirugía dependerán de la cantidad de piel y grasa que haya que quitar. Puede tener una duración de una hora y media aproximadamente.

Luego de la operación no podrá conducir ni hacer esfuerzos durante la primera semana. Por lo cual te aconsejamos que tengas a una persona que te apoye en casa.

Es necesario utilizar una prenda de compresión durante un mes o un mes y medio.

Podrás realizar actividad física, como caminar, luego de dos semanas de la cirugía. A partir del mes podrás retomar sus ejercicios de forma habitual, siempre con mucha precaución.

Puedes hacerte masajes en la cicatriz una vez que haya sanado por completo. De esta manera irá mejorando su apariencia con el tiempo. 

Diferencias entre abdominoplastia y miniabdominoplastia

La abdominoplastia que conocemos comúnmente, se denomina abdominoplastia completa. Esta cirugía se caracteriza por una incisión grande, a lo largo de la zona abdominal, que va desde una cadera a la otra, por encima de la zona púbica.

Someterse a una abdominoplastia en Madrid te permite eliminar toda la piel colgante, reparar los músculos y ubicar el ombligo en una nueva posición. Este procedimiento puede, incluso, mejorar la apariencia de las estrías.

Como resultado se obtiene un abdomen plano y contorneado. Además, sentirás la piel más tersa y firme.

Una miniabdominoplastia implica una incisión mucho más corta que la de una abdominoplastia tradicional. Puede medir aproximadamente 20 centímetros. Este tamaño de corte permite eliminar poca cantidad de piel acumulada en la parte baja del abdomen. Y no toca para nada el área del ombligo.

Gracias a que la incisión es de menor longitud no es posible hacer ninguna mejora en los músculos y piel colgante de la parte superior del abdomen.

En resumen, podemos hablar de tres diferencias claras entre ambas cirugías.

La primera y más grande diferencia es el alcance que tienen, ya que la abdominoplastia consigue eliminar grandes cantidades de grasa, piel y tejidos de la zona abdominal, tanto por arriba como por debajo del ombligo. Y la mini solo se enfoca en la parte inferior del abdomen, por lo cual tiene un menor alcance.

Segundo, el tamaño de la cicatriz. Una es extensa y la otra más pequeña. Este factor es determinante para la cantidad de piel y grasa que se puede eliminar.

Y, por último, el ombligo. En la abdominoplastia completa se corta mucha piel del abdomen, y con ella se retira el ombligo para luego ser colocado en una nueva posición. En el caso de la miniabdominoplastia el ombligo del paciente no sufrirá ningún cambio.

Lo que significa que se a aplican en casos diferentes, dependiendo de las características del paciente.

Antes de someterse a una abdominoplastia completa o una miniadbominiplatia es importante conocer lo que se puede lograr y lo que no con ambos procedimientos. De esta forma, tener expectativas reales que garanticen que el paciente estará satisfecho con los resultados. 

Abdominoplastia o miniabdominoplastia, ¿cuál es la indicada?

Habiendo explicado las diferencias entre ambos procedimientos, podríamos decir que una miniabdominoplastia es una alternativa para aquellas personas cuyo exceso de piel, músculos separados o depósitos de grasa se encuentra localizado en el área debajo del ombligo.

La miniabdominoplastia es indicada para personas delgadas, con un buen peso corporal y buen tono muscular. Estas solo tienen pequeñas cantidades de piel excedente o buscan tratar alguna cicatriz anterior, producto de una cesárea, por ejemplo.

En cambio, el candidato para una abdominoplastia completa es aquel que tiene mucho exceso de piel, músculos laxos o separados y mucha grasa acumulada. Por lo general, el exceso es causado por una pérdida importante de peso, que no han podido corregir con dietas y ejercicios. También puede ser por varios embarazos que estiraron demasiado la piel y luego no volvió a su lugar.

La recomendación acerca de cuál de los procedimientos es el adecuado la debe dar un cirujano profesional y certificado. Primero debe evaluar físicamente al paciente, conocer sus necesidades y, luego, plantear objetivos que den como resultado un paciente satisfecho.

¿Por qué una miniabdominoplastia?

Si eres un paciente candidato para una miniabdominoplastia, pero te realizas a una abdominoplastia completa estarás sometiendo a tu cuerpo a un riesgo innecesario. 

La abdominoplastia es una cirugía bastante invasiva en la que se corren riesgos que, en caso de optar por una mini, se reducen en un alto porcentaje.

Otra razón de por qué hacer una miniadbominoplastia, en caso de que no necesites eliminar tanta piel y grasa, es el precio a pagar. No cuesta lo mismo una cirugía completa a una mini.

Y, por último, la recuperación también es un proceso distinto entre una y otra. Con una miniabdominoplastia recuperarás tu ritmo de vida normal en corto tiempo y tendrás una cicatriz más pequeña. En cambio, con la cirugía tradicional deberás tener mayores cuidados y más tiempo de reposo en el postoperatorio.

Por ello, si estás pensando en una cirugía para reducir el tamaño de tu abdomen, lo mejor es programar una cita con tu médico y conversar acerca de las diferencias entre abdominoplastia y miniabdominoplastia. Será el especialista, de acuerdo a su experiencia y conocimientos, quien defina con cuál cirugía el paciente obtendrá mejores resultados.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Últimos Artículos

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética