¿Por qué las mujeres se hacen la labioplastia?

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Las cirugías íntimas han tenido un crecimiento importante en los últimos años. Y es que cada vez más personas se preocupan por el aspecto en esta zona del cuerpo. En esta oportunidad vamos a explicar por qué las mujeres se hacen la labioplastia y cómo este tratamiento ayuda a resolver problemas tanto estéticos como funcionales.

¿Qué es la labioplastia?

La labioplastia es una cirugía estética mediante la cual se modifica el tamaño de los labios de la vulva. Aunque es más común que se realice para reducir la dimensión de los labios menores, también se pueden aumentar o reducir los labios mayores.

Esta intervención puede tener varios beneficios para las mujeres que van más allá de lo estético. Al modificar la dimensión de los labios se reduce el dolor y la irritación que provocan algunas actividades como los ejercicios o las relaciones sexuales. También se reduce la posibilidad de que aparezcan infecciones, ya que la higiene mejora.

La hipertrofia de los labios vaginales o la asimetría de estos no son una enfermedad. Sin embargo, es capaz de provocar incomodidad a las mujeres. Desde el punto de vista estético es probable que no estén contentas con su apariencia, lo que disminuye su autoestima. Asimismo, es capaz de provocar dolor, irritación e infecciones.

Las mujeres que se acercan al consultorio preguntando por la labioplastia de Sculpture Clinic son cada vez más. Esto se debe a que están más conscientes acerca de su cuerpo y saben que pueden mejorar su calidad de vida gracias a esta cirugía íntima.

Por otra parte, aunque hay cierto estigma alrededor de la cirugía, las pacientes prefieren darle prioridad a su bienestar. En especial cuando saben que están en manos de un cirujano experto.

¿Por qué las mujeres se hacen la labioplastia?

Hay diferentes motivos por los que las mujeres se realizan este tipo de cirugía y varían de una paciente a otra. Sin embargo, los podemos clasificar en dos grupos. Por una parte, hablaremos de problemas estéticos y, por otro, de los funcionales.

Algunas mujeres optan por la labioplastia porque sienten que sus labios menores son demasiado grandes o asimétricos. Otras experimentan dolor durante las relaciones sexuales o la actividad física. Y también están las pacientes que solo quieren mejorar la apariencia de sus labios vaginales y, con ello, aumentar su confianza.

LEER  Todo lo que debes saber sobre la mentoplastia

Sean cuales sean los motivos para hacerse una labioplastia, es importante entender que no se trata solo de vanidad. Para las mujeres es un paso importante para sentirse mejor consigo mismas y eliminar las preocupaciones que les provoca el tamaño de sus labios.

Preocupaciones estéticas

A las mujeres les preocupa la apariencia de sus genitales y se han dado cuenta de cómo la labioplastia puede resolver estos problemas. En este sentido, la forma y el tamaño de los labios puede provocar las siguientes inquietudes:

  • Asimetría de los labios menores: ocurre cuando uno de los labios es más grande que el otro. Cabe destacar que es normal que haya algo de asimetría, como ocurre con el resto del cuerpo. La dificultad se presenta cuando esta diferencia es muy grande y uno de los labios sobresale de forma exagerada y puede provocar molestias.
  • Hipertrofia de ambos labios menores: en este caso se refiere al crecimiento exagerado de ambos labios internos, los cuales sobresalen por encima de los externos. Esto puede ocurrir por partos vaginales, consumo de hormonas o ser una condición hereditaria. No se trata en sí de una malformación, pero puede provocar dolor y molestias en las mujeres.
  • Inconformidad con el tamaño y forma de los labios mayores: los labios mayores, también conocidos como externos, pueden tener asimetrías o tener un tamaño que no le agrada a las mujeres. Puede ocurrir, por ejemplo, que se vean caídos debido a la falta de tonicidad. Durante la labioplastia es posible extraer grasa para reducir su tamaño o, por el contrario, rellenar con grasa autóloga o ácido hialurónico para hacerlos más grandes.

Problemas funcionales

La labioplastia no solo se hace para resolver inconvenientes de estética genital. Los problemas funcionales se refieren a los inconvenientes físicos que las mujeres pueden experimentar debido al tamaño de los labios vaginales. Estos son los más comunes:

  • Dolor al tener relaciones sexuales: la hiperofia de los labios menores puede provocar fricciones durante las relaciones sexuales. Lo que hace que la mujer sienta dolor y reduce o impide la sensación de placer. Al eliminar el exceso de piel mediante la labioplastia se soluciona este problema.
  • Molestias al realizar ejercicios: la práctica de deportes puede ser más difícil para las mujeres que tienen labios internos grandes por diversas razones. En primer lugar, los movimientos que hacen pueden provocar fricción, también puede ser que la ropa ajustada se sienta incómoda. Y, por último, hay deportes -como el ciclismo o el power bike-, en los que el contacto con el equipo provoca dolor.
  • Irritación e infecciones: ocurren por el contacto entre la piel y la ropa interior u otras prendas de vestir. Las irritaciones pueden ser muy molestas y afectan la calidad de vida de las mujeres que, en ocasiones, evitan llevar ciertas prendas para reducir el contacto.
  • Dificultades para la higiene: otro de los motivos para hacerse una labioplastia es mejorar la higiene de los genitales. Al tener los labios menores grandes puede haber dificultades para limpiarse de manera adecuada, lo que a su vez provoca malos olores e infecciones.
LEER  Tetas caídas: causas y tratamientos

Hay que tener en cuenta que no todas las mujeres que tienen labios menores grandes experimentan problemas funcionales. Sin embargo, si estos afectan su calidad de vida, la labioplastia es una opción a considerar para aliviar los síntomas y así mejorar el bienestar íntimo.

Rejuvenecimiento vaginal

Está claro que a las mujeres les preocupa la apariencia de sus genitales, y esta cambia con el tiempo. Durante la etapa de desarrollo, las hormonas pueden provocar el crecimiento exagerado de los labios vaginales. Además, con el paso de los años la piel pierde su tonicidad y los partos también pueden alterar su forma.

De modo que la labioplastia se convierte en una alternativa para las mujeres que quieren un rejuvenecimiento vaginal. La cirugía permite modificar la forma y el tamaño de los labios, con lo que se consigue una apariencia con la que la paciente esté más satisfecha.

Labioplastia como respuesta a la presión social

Por último, no hay que dejar de mencionar que hay mujeres que quieren someterse a esta cirugía debido a la presión social para que su cuerpo se vea perfecto, incluso sus genitales.

Los labios menores grandes se consideran poco atractivos. Lo que lleva a las mujeres a sentir vergüenza con sus genitales.

Durante la consulta, el cirujano preguntará acerca de las motivaciones y las expectativas de la paciente. De este modo, sugerirá si es conveniente o no realizar la cirugía. Y, si lo es, cuál será la técnica a utilizar.

Hacerse una labioplastia solo por presión social tal vez no sea lo más conveniente. Sin embargo, si la estética de su vagina afecta la autoestima y la vida sexual de la mujer, entonces es una alternativa válida.

LEER  Consejos esenciales para un postoperatorio de mastopexia exitoso

Es importante recordar que la vulva viene en todas las formas y tamaños y no hay nada “normal” o “anormal” en cuanto a su apariencia. Las mujeres deben sentirse libres de tomar decisiones sobre su cuerpo sin sentirse presionadas por la opinión de los demás.

¿Qué resultados se pueden esperar de la labiolastia?

La recuperación de la labioplastia es rápida. Sin embargo, los resultados definitivos se verán entre los tres y seis meses, después de que los puntos sanen y la inflamación desaparezca.

Con la labioplastia mejorará la apariencia de la vulva y las mujeres se sentirán más seguras de sí mismas. Gracias a esto su autoestima mejorará, lo que significa que disfrutará más de actividades como las relaciones sexuales.

Otro de los beneficios que se puede esperar tras esta cirugía es la reducción del dolor durante las relaciones sexuales o al hacer ejercicio físico. Por último, mantener una higiene íntima adecuada también será más sencillo, lo que ayudará a evitar infecciones.

Riesgos de no hacerse la labioplastia

Ya explicamos que la hipertrofia de los labios menores ni las asimetrías significan que la paciente sufra alguna enfermedad. Por tanto, no hacerse una labioplastia no implica que enfrentará algún riesgo de salud. Sin embargo, estas condiciones pueden provocar dolor o molestias, por lo que se puede considerar someterse al procedimiento.

De igual modo, la labioplastia ayuda a prevenir las irritaciones e infecciones que se pueden producir por una higiene inadecuada. 

¿La labioplastia mejora la vida sexual?

La labioplastia en sí no está dirigida a aumentar el placer durante las relaciones sexuales. Su propósito es mejorar la estética de la vulva. Sin embargo, sí puede ayudar a mejorar la vida sexual.

Por una parte, al eliminar el exceso de piel de los labios interiores, la mujer ya no sentirá dolor en la zona debido a esto. Además, al aceptar la nueva apariencia de su cuerpo, mejorará su autoestima y disfrutará más de la experiencia.

Las mujeres están conociendo los beneficios de la labioplastia y, gracias a ello, la cirugía se ha vuelto popular durante las últimas décadas. Esto las ha ayudado también a combatir los estigmas que se han creado alrededor de este procedimiento.

Es importante entender por qué las mujeres se hacen la labioplastia. Hay quienes creen que es una cirugía innecesaria y dolorosa. Sin embargo, es importante recordar que es una decisión personal y depende de cada mujer decidir si el procedimiento es adecuado para ella o no.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética