Mastopexia o aumento de senos: ¿cuál es mejor para ti?

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

Quieres mejorar la apariencia de tus senos, pero no tienes claro cuál es la mejor cirugía para ti, si la mastopexia o aumento de senos. Hoy te vamos a aclarar de qué se tratan estos dos procedimientos y qué debes tener en cuenta al elegir entre ellos. Conoce los detalles de cada uno para tomar la mejor decisión.

Definición y propósitos de la mastopexia

Dentro del ámbito de las cirugías mamarias existen distintos procedimientos dirigidos a mejorar la apariencia de los senos. Uno de ellos es la mastopexia o levantamiento de mamas. Esta cirugía consiste en devolver los senos caídos a su posición original.

Las mujeres que se someten a esta cirugía han sufrido la caída de los senos, bien sea por la edad, el embarazo y cambios de peso bruscos, o por tener un pecho voluminoso.

Gracias a la mastopexia es posible devolver la firmeza a los senos y llevarlos a su posición original. Esta cirugía no implica aumentar el tamaño del pecho; sin embargo, es posible colocar implantes si la paciente así lo desea.

¿Qué implica un aumento de senos?

A esta cirugía también se le conoce como mamoplastia y su objetivo es mejorar la forma y el tamaño de los senos. Para ello se colocan implantes mamarios que pueden ser de silicona o solución salina.

También existe otra técnica para aumentar el tamaño de los senos que consiste en inyectar grasa de la misma paciente en el pecho. En este caso, se realiza una liposucción previa a la mamoplastia para eliminar la grasa de aquellas zonas que se desea esculpir.

Si lo que buscas es tener un pecho más grande, entonces el aumento de senos es para ti.

Por lo general, se piensa que esta cirugía se hace solo por motivos estéticos, pero hay otras razones por las cuales una mujer opta por este procedimiento. Por ejemplo, si ha perdido volumen después de la lactancia o por un cambio de peso drástico. También en casos de reconstrucciones mamarias o asimetrías.

Consideraciones antes de elegir

Es frecuente que haya confusión en las pacientes cuando se acercan al consultorio interesadas en una cirugía estética de senos. Elegir entre una mamoplastia de aumento o una mastopexia en Madrid dependerá de los objetivos que quiera alcanzar. Veámoslo con más detalles.

LEER  Rinoplastia: Lo que necesitas saber antes de la cirugía de nariz

Evaluando tu salud y expectativas

Antes que nada, es normal tener dudas acerca del mejor tipo de cirugía mamaria si no se está familiarizado con los distintos procedimientos. Muchas veces se cree que el aumento de senos es la solución, no solo para agrandarlos, sino para llevarlos a su posición original; sin embargo, no es así.

El cirujano que elijas evaluará tu caso y te indicará cuál es el mejor procedimiento para ti. Para ello evaluará la forma y el volumen de tu pecho y escuchará cuáles son tus expectativas. De este modo decidirá qué es mejor para mejorar la apariencia del pecho.

Decide qué es lo que te molesta sobre tus senos: ¿es su forma, que están caídos o que son muy pequeños? La respuesta a esta pregunta es fundamental para tomar una decisión. Es posible que no estés contenta ni con el tamaño ni con la posición. En este caso es posible combinar una mamoplastia (de aumento o de reducción) con la mastopexia.

Aparte de evaluar tus expectativas, el cirujano te pedirá detalles de tu historia médica y te hará exámenes previos para conocer tu estado de salud actual.

Factores a considerar: edad, tipo de piel y anatomía

Hay una serie de factores que se deben considerar antes de someterte a una cirugía estética, tales como la edad de la paciente. Lo recomendable para hacer cualquier cirugía de senos es esperar a que estos se desarrollen por completo. Es decir, después de los 17 años de edad.

Las técnicas para realizar ambos procedimientos serán las mismas sin importar la edad de las pacientes. Y los resultados pueden ser óptimos en cualquier caso.

Otro aspecto importante para decidir el momento ideal para hacer la cirugía es si deseas tener hijos. Ni la mastopexia ni el aumento de senos afectan los conductos de la leche materna. Por tanto, es posible hacerse cualquiera de las cirugías antes de tener hijos. No obstante, se recomienda esperar un año después de la cirugía para quedar embarazada.

En cuanto a operarse los senos durante el embarazo, no es recomendable. Lo mejor en este caso es esperar a que termine la lactancia para someterte a la cirugía.

El embarazo y la lactancia afectan la forma y el tamaño de los senos. Por este motivo, muchas mujeres prefieren hacerse estas cirugías cuando deciden no tener más hijos.

LEER   Aumento de senos: Opciones y cuidados

El cirujano se fijará también en la calidad y elasticidad de la piel. La calidad de la piel afecta el resultado de la cirugía e influye en el proceso de cicatrización. Por lo general, las personas más jóvenes tienen más elasticidad debido a que poseen más colágeno, lo que ayuda a que la recuperación sea más rápida.

Para decidir el tamaño adecuado del pecho es importante considerar la anatomía de la paciente De este modo se conseguirá un resultado más armonioso.

Procedimientos y técnicas

Elegir entre mastopexia y aumento de senos también pasa por conocer cómo se realizan ambas operaciones. A continuación te explicamos cada uno de ellos.

Técnicas de mastopexia: lo que debes saber

Durante la mastopexia se elimina el exceso de piel en los senos, que es lo que provoca la flacidez. Con esta cirugía se corrige la ptosis de mamas, que es la caída del pecho por la pérdida de elasticidad. Además, puede implicar el cambio de posición de la areola y el pezón.

Existen diferentes grados de ptosis y, de acuerdo a ello, el cirujano determinará la mejor manera de realizar la cirugía.

La cirugía se hace con anestesia general. Primero, el cirujano hará una incisión en el pecho para eliminar el exceso de piel y grasa, y tensar los tejidos subyacentes. Luego, reposiciona la areola y el pezón en una posición más elevada.

Las técnicas que se utilizan para esta cirugía son:

  • Incisión periareolar: el corte se hace alrededor de la areola. Es la técnica más conservadora y se utiliza para casos leves de caída de los senos.
  • Incisión vertical: se hace alrededor de la areola y luego otro corte vertical hacia abajo. Se aplica cuando la caída de los senos es moderada.
  • Incisión en forma de T invertida: a la incisión vertical que vimos arriba, se agrega otro corte horizontal a través del surco submamario. Se aplica en casos severos de caída de los senos.

La mastopexia se puede realizar sin prótesis o con prótesis, dependiendo si la paciente quiere también un aumento de senos.

Métodos de aumento de senos y opciones de implantes

La mamoplastia de aumento también dura alrededor de dos horas y se hace bajo anestesia general. El método más común es la inserción de implantes que pueden ser bolsas de silicona o solución salina que se colocan debajo del tejido mamario o debajo del músculo pectoral.

LEER  Postoperatorio de la ginecomastia: Cuidados tras la cirugía

Otro método que se utiliza es la transferencia de grasa autóloga que se extrae del abdomen, muslos, nalgas u otras partes del cuerpo.

Hay tres métodos para colocar los implantes:

  • Incisión submamaria: la incisión se hace en el surco submamario.
  • Incisión periareolar: se realiza alrededor de la areola.
  • Incisión transaxilar: esta incisión se realiza en la axila. Es una técnica menos común, pero puede dejar cicatrices menos visibles.

Los implantes pueden ser redondos o anatómicos. Estos últimos dan una apariencia más natural al pecho.

Recuperación y cuidados posoperatorios

Después de la cirugía, el cirujano hará las recomendaciones para el cuidado posoperatorio. Estos incluyen reposo durante los primeros días después de la operación, el cuidado de las incisiones y los medicamentos para aliviar las molestias y evitar infecciones.

Las primeras semanas después de la cirugía, la paciente debe usar una prenda de compresión que ayudará a reducir la hinchazón y a mantener los senos en su sitio. Asimismo, debe evitar actividades extenuantes y la exposición al sol, ya que esto último oscurece las cicatrices.

La recuperación de mastopexia y aumento de senos puede tomar entre 6 a 12 meses. El cirujano indicará cuándo puede volver a su vida normal, a hacer ejercicios vigorosos y cómo cuidar las cicatrices.

Resultados y satisfacción del paciente

Los resultados tanto de la mastopexia como del aumento de senos son duraderos y, por lo general, las pacientes quedan satisfechas. Estas cirugías tienen un efecto positivo en la autoestima de las mujeres que se las realizan, ya que consiguen un pecho más estilizado. De modo que se sienten más cómodas y seguras consigo mismas.

La satisfacción del paciente en cirugía de senos también depende de las expectativas que tenga. Por eso es importante hablar antes con el cirujano y tener claro cuáles son las limitaciones del procedimiento.

Conclusión: consejos finales

Si quieres mejorar la apariencia de tus senos, es importante entender la diferencia entre mastopexia y la mamoplastia. Además de observar tu pecho para entender qué necesitas, hay algunas preguntas que te ayudarán a tomar la decisión:

  • ¿Qué es lo que deseas lograr con la cirugía?
  • ¿Quieres elevar los senos caídos o aumentar su tamaño?
  • ¿Cómo afectará la cirugía tu estilo de vida?

Debes entender, además, el propósito de cada una de estas cirugías. Con la mastopexia puedes elevar los senos caídos, mejorar su forma y reducir el tamaño de la areola. Mientras que con el aumento de senos consigues más volumen en el pecho, corriges la asimetría que pueda existir y rellenas los senos después de la pérdida de peso o la lactancia.

Esperamos que esta información te ayude a escoger entre mastopexia o aumento de senos. Ambas cirugías están destinadas a mejorar la apariencia del pecho, pero es importante que sepas los objetivos de cada una para escoger la que más te conviene.

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico

Dr. Miguel Fernández Calderón – Cirujano plástico


Licenciado en Medicina por la universidad de Castilla-La Mancha, con formación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva en el Hospital Universitario La Paz. Miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (S.E.C.P.R.E)

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética