Antes y después de una reducción de pecho

Blog de Noticias, Consejos y Cuidados Estéticos

La reducción de pecho es la operación perfecta para todas aquellas mujeres que ven como el tamaño de sus senos supone un problema en su vida diaria. Miles de mujeres pueden encontrar una solución efectiva con una intervención que en la actualidad es tremendamente segura, ofreciendo resultados naturales y predecibles.

Tener los pechos excesivamente grandes puede ser un hándicap no solo a nivel estético sino también a nivel de salud, ya que suele producir dolores crónicos en espalda y cuello, debido al peso que las mamas ejercen hacia abajo.

Esto hace que muchas mujeres tomen la decisión de operarse por encima de su complejo estético, ya que les dificulta realizar sus tareas cotidianas y les supone un problema para actividades tan normales como hacer deporte o incluso encontrar sujetadores y ropa de su talla.

Preoperatorio de una reducción de pecho

Cuando nos enfrentamos a una reducción de pecho, debemos saber que es una técnica de las más seguras y efectivas que existen dentro de la cirugía mamaria, y que rara vez presenta complicaciones durante la operación. Sin embargo, para que esto ocurra se necesita una gran pericia profesional y un diagnóstico honesto y certero.

Además de esto, es fundamental que el paciente siga una serie de recomendaciones preoperatorias para prepararse para la intervención. Solo de esta manera lograremos el mejor resultado y evitaremos riesgos y complicaciones de última hora que nos pueden llegar a jugar una mala pasada.

Tener un peso estable

En una gran mayoría de situaciones, el excesivo tamaño del pecho viene acompañado de una gran cantidad de grasa acumulada en las mamas. Esto ocurre cuando se producen aumentos bruscos de peso, que luego, aunque lo reduzcamos no siempre tienen el efecto deseado y mantienen esta grasa localizada volviéndose de difícil eliminación.

Para evitar resultados no deseados, es importante que mantengamos un peso estable meses antes y meses después de la operación de reducción de pecho. Para esto hay pocos secretos, ya que simplemente tendremos que seguir una dieta equilibrada, rica en todo tipo de nutrientes y mantener cierto nivel de actividad física.

Evitar el consumo de sustancias nocivas

Consumir ciertas sustancias de forma habitual como el alcohol y, especialmente, el tabaco, es bastante perjudicial para nuestra salud, como ya sabemos. En este caso, además de empeorar nuestra salud, el consumo de tabaco puede afectar a la coagulación de la sangre y aumentar el sangrado durante la intervención.

Nuestro consejo médico es disminuir siempre el tabaco lo máximo posible, si no eliminarlo por completo, al menos entre 2 y 4 semanas previas a la operación de reducción de pecho. No deberíamos volver a fumar hasta un mes después para garantizar el correcto proceso de cicatrización de las incisiones.

Evitar tomar anticoagulantes

Aunque no son perjudiciales para la salud en dosis adecuadas, existen ciertos tipos de medicamentos que afectan de forma directa a la coagulación de la sangre y que favorecen el sangrado, lo cual aumenta el riesgo durante el procedimiento.

En la clínica te daremos una lista de medicamentos que puedes y que no puedes tomar para que no tengas ninguna duda antes de la intervención.

Postoperatorio de una reducción de pecho

El postoperatorio tras una reducción de pecho no es un gran problema para la gran mayoría de pacientes, ya que garantiza una recuperación relativamente rápida y poco dolorosa. SI seguimos las recomendaciones dadas por nuestro cirujano mamario, no deberíamos recordar este proceso como algo traumático y sí como una experiencia bastante llevadera. 

En primer lugar, debemos tener en cuenta que la movilidad que tendremos tras esta operación es inmediata. Esto quiere decir que podremos caminar y desplazarnos sin problema, pero tendremos que evitar en todo momento realizar esfuerzos físicos moderados y altos. Lo mejor es limitarse a tareas muy cotidianas y sencillas priorizando el reposo.

Tendremos que llevar durante las primeras semanas un sujetador especial que sujeta los senos y favorece la correcta cicatrización del tejido mamario. Este sujetador se llevará durante 24 horas, pudiendo retirarlo en ocasiones muy puntuales como sería el momento de asearse. 

Un postoperatorio de reducción de pecho nos permite hacer una vida prácticamente normal a partir del segundo o tercer día tras la operación, solamente teniendo en cuenta los consejos dados por nuestro médico. Es la operación más llevadera de todas a nivel de dolor, dentro de las intervenciones de cirugía mamaria. 

El dolor y la inflamación son normales durante los primeros días, pero estamos hablando de pequeñas molestias que se controlan fácilmente con analgésicos de uso común, como pueden ser el paracetamol y el nolotil.

¿Cómo es el resultado tras una reducción de pecho?

Cuando nos sometemos a una reducción de pecho, debemos tener en cuenta que la inflamación producida durante más o menos la primera semana es un factor que hará que no podamos observar el resultado definitivo. Sin embargo, en cuanto esta inflamación remita, podremos ver claramente la reducción y disfrutar de una mejor movilidad y menos dolor. 

Las cicatrices serán visibles al principio, aunque durante la operación se trata de realizar las incisiones de forma que queden disimuladas con el pliegue mamario. Nuestro compromiso como cirujanos es que la cicatriz resulte prácticamente imperceptible pasado un periodo que oscila entre los seis meses y un año

En Sculpture Clinic somos especialistas en todo tipo de intervenciones de cirugía mamaria, gracias a nuestro equipo de profesionales altamente cualificados. Realizaremos un estudio de tu caso para comprobar que la reducción de pecho sea la operación que más se adapta a tus deseos y expectativas.

Aquí os dejamos algunos resultados conseguidos en nuestra clínica

Equipo De Sculpture Clinic

Juntos somos más fuertes

blog del mejor cirujano plastico reparador estetico

Dr. Miguel Fernández Calderón

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Irene Otero

Anestesista

Dr. Juan Godoy

Cirujano plástico, reparador y estético

Dra. Estefanía Alonso

Cirujana plástica, reparadora y estética

¿Podemos ayudarte?